Camionero local en accidente fatal

accidente_camion2Un camión de nuestra ciudad con 600 bolsas de harina impactó de frente con una camioneta Fiat Strada en el paraje Cabeza de Buey en Salta. Dos hombres murieron y uno se encuentra en grave estado tras el accidente ocurrido en la mañana de ayer.

Roque Mamaní (21), Humberto Colque (26) y Carlos Mamaní viajaban a bordo de una camioneta Fiat Strada, desde la localidad de El Bordo, de donde son oriundos, hacia el departamento Rosario de la Frontera. Sobre la ruta nacional 34, a la altura del paraje Cabeza de Buey, un camión Scania, conducido por el vecino Mario Sabino de 45, transportando un cargamento completo de bolsas de harina con destino a la provincia de Jujuy, los impactó de frente a gran velocidad. Producto del fuerte choque ambos vehículos salieron despedidos de la ruta en direcciones contrarias. 

La camioneta quedó prácticamente destrozada, mientras que el acoplado del camión resultó totalmente dado vuelta, dejando más de la mitad de su carga esparcida.

Roque, el conductor del Fiat, junto a su acompañante Humberto, murieron en el acto, mientras que Carlos fue trasladado en código rojo hacia el hospital San Bernardo, con un diagnóstico de traumatismo encefalocraneano grave. Según trascendió, el hombre hasta el momento no pudo recobrar la conciencia y se encuentra en delicado estado.

accidente_camion

Por otro lado, el camionero de nuestra ciudad Mario Sabino sufrió politraumatismos, que no comprometen su salud.

Efectivos de Criminalística y de la Policía Científica llegaron hasta el lugar para realizar las pericias correspondientes, a los fines de establecer las causas del trágico accidente.

Una vez realizada la autopsia se determinó que tanto Roque Mamaní como Humberto Colque fallecieron producto de un traumatismo de cráneo con pérdida de masa encefálica, además de golpes internos y fracturas en los miembros inferiores.
Con estas muertes ya suman 81 las víctimas fatales en accidentes de tránsito en lo que va del año en Salta.

La cifra supera ampliamente las registradas el año pasado y preocupa la falta de políticas para solucionar lo que se está volviendo incontenible.
Cabe recordar que a finales del 2011 la cantidad de víctimas fatales en accidentes cerró con 190 personas, mientras que el año pasado aumentó considerablemente a 227.

A pesar de las alertas y el conteo minucioso, no se presentaron alternativas para controlar la peligrosidad de las rutas salteñas. Particularmente la ruta nacional 34, que es una de las más frecuentadas en la provincia, cuenta con el mayor índice de peligrosidad, ya que la mayoría de los accidentes con finales trágicos se registraron en ella.

La falta de señalización, iluminación y la imprudencia, tanto de los conductores como de los peatones, son factores que inciden poderosamente en las trágicas estadísticas que no paran de crecer.

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!