• RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
Home » Actualidad » Laguna: Comienzan a cerrar las brechas

Crespo: “Pudimos resolver el problema¨

Mientras continúan las voces en contra del accinar del Municipio para solucionar el tema de los estorninos, Rogelio Crespo, director de Arbolado Público, dijo que el problema se resolvió. Mientras que Jose Luis Tedesco lo cuestionó.

 

 

Hoy continuó la poda correctiva que desde el área de arbolado se está llevando a cabo en el Consejo Escolar para mitigar el daño que causa el excremento de los estorninos y de otras aves.

 

 

Previamente la misma metodología fue aplicada en los árboles cercanos a la Escuela Nº 1. “Pudimos resolver el problema que era tan conflictivo sobre todo para los chicos y las familias de los alumnos”, señaló Crespo.

 

 

“El problema con los estorninos es a nivel nacional. Hasta el momento no se logró ningún resultado favorable. Nosotros optamos por esta estructura de poda que no es tan severa”, concluyó.

 

 

Palabras de Tedesco

 

El ingeniero José Luis Tedesco se mostró en disidencia con el accionar municipal y lo explicó en la siguiente nota:

 

Les pido por favor a las autoridades municipales que reconsideren esta medida.

 

Se conoce como plaga a la irrupción súbita y multitudinaria de insectos, animales u otros organismos de una misma especie que provoca diversos tipos de perjuicios, sean de salud, económicos, ambientales, etc.

 

La necesidad hoy pasa por pensar soluciones sustentantes que contemplen el corto, mediano y largo plazo.

 

Cortar los árboles parece una decisión más reactiva que racional, que además contradice las tendencias globales de conservar y mejorar los recursos forestales y del arbolado urbano.

 

Los estorninos son aves no autóctonas. Como suele ocurrir con este tipo de plagas, alguien o muchas personas, con total irresponsabilidad, introdujeron estas aves en nuestros ecosistemas, que por carecer de enemigos naturales se convierten en plagas.

Intentar el control biológico implicaría introducir una nueva especie foránea que seguramente va a terminar cumpliendo algún rol inesperado en el ecosistema como ya ocurrió con los barigüís. Es decir, lo que prima facie parece un mecanismo inocuo puede derivar en problemas mayores.

 

Es necesario declarar plagas a los estorninos, destinar los presupuestos necesarios e implementar los correspondientes planes de control de la plaga en cuestión.

 

Cortar los árboles no ataca el problema, más bien lo esquiva, ya que los estorninos continuarán reproduciéndose y causando mayores daños debido a su incremento poblacional, en el mismo o en algún otro lugar. Al mismo tiempo, lejos de promover una tala, debiera propiciarse la toma de conciencia por parte de la comunidad acerca de la importancia del arbolado urbano y el rol insustituible que cumple en la ciudad

Es necesario entender que las plagas deben controlarse porque hacen daño y porque en este caso además puede convertirse en un problema de salud pública.

 

Como ciudadano de nuestra comunidad, apelo al sentido común y que las medidas a tomar se realicen con responsabilidad y que se enfrente el problema adecuadamente y con idoneidad.

 

Share

Comentarios con Facebook

comentarios

Categories: Actualidad

Usted debe estar logged in para escribir un comentario.