El Campeón Sudamericano de Taekwondo es de Chacabuco

Juan Manuel Tabarés, vive en capital pero es de Chacabuco, más conocido como Juano Tabarés, a horas de ser el nuevo campeón sudamericano de TaeKwondo dialogó con Líder y contó desde sus comienzos hasta la actualidad. No solo el deporte lo destaca a Juano, sino la actuación, ha estado y está en diferentes tiras televisivas con gran éxito.

Fue campeón nacional en el mes de Julio de TaeKwondo y este sábado se consagró campeón Sudamericano, medalla de oro en lucha y medalla de plata en formas. Ahora los próximos desafíos grandes son los juegos Panamericanos que se hacen en Orlando, Estados Unidos, el año que viene.

En el comienzo de la charla con FM Líder Tabarés hizo un raconto de su historia dentro de las artes marciales, “Mi primer encuentro con las artes marciales fué en Chacabuco, tendría 9 o 10 años y con amigos del barrio empezamos Kung Fú. Era muy inquieto, de hacer muchas cosas, de empezar y dejar al tiempo las actividades, practiqué muchos deportes, a veces en simultáneo, y cuando me enganché con el kung fu estuve muy concentrado con eso hasta los 13/14 años, pero mis papás no querían que compitiera porque era bruto y me vivía lastimando”.

En una charla amena el hoy exitoso Chacabuquense contó también que dejó las artes marciales por el tango, al que llegó por casualidad dijo y por una joven que estaba de novio en esa oportunidad, “Después empecé a bailar tango medio de casualidad por una chica con la que estaba de novio y ahí chau kung fu, apareció el arte en mi vida y el descubrir un camino que me fué llevando hasta hoy a tener como profesión la actuación. Durante la adolescencia el foco estuvo más sobre el tango, que con Marcos Gallina como instructor llegué a competir en el programa de Tinelli y estuvimos hasta semifinales”.

“El deporte en mi adolescencia fue quedando de lado y no tuvo demasiado lugar. Algo que creo yo que pasa mucho, sobre todo en los pueblos, que tenemos más libertades para movernos y empezamos a salir desde muy chicos, es que por el ir a bailar o meterle a la joda y a las cosas normales de la edad uno termina descuidando muchas actividades en las que tal vez, puede ser un gran proyecto. Hay mucho talento en nuestro pueblo, deportistas y artistas, salir del pueblo a veces asusta, la idea de que estamos alejados de todo y que la ciudad es un océano gigante asusta, pero no es tan así. Hay que pensar en grande, salirse de la pecera”.

Tabarés contó como siguió su carrera y su vuelta a las artes marciales, “Cuando terminé la escuela me mudé a Junín a estudiar y después a los 19 a capital federal por trabajos actorales. Recién ahí empecé a darle más lugar a los gimnasios. Pero me aburría mucho. Hacer fierros me aburre mucho. Empecé a meterme en unas clases que tiraban patadas y piñas. Era divertido, me entrenaba y había algo ahí de ese kung fu que tanto me había gustado. El que daba las clases vió que tenía técnica y sabiendo que era actor y medio cara rota me terminó convenciendo para hacer el instructorado en fitness de combate y dar las clases. Trabajé 5 años en ese gimnasio, era mi excusa para mantenerme entrenado. Hasta que empecé a trabajar en la compañía FUERZA BRUTA, un lugar que combina la actuación con una parte física muy fuerte y hacíamos 10 funciones por semana, lo cual no me dejaba mucho tiempo ni energía para seguir con las clases”.

“Hace algo de 2 me mudé a un departamento cerca de plaza Italia y me encontré con que a una cuadra estaba un gimnasio que enseñaba kick boxing y Taekwondo que siempre cruzaba. Yo ya andaba con las ganas de retomar kung fu o algo, desde un lado más didáctico, de aprendizaje, más que de solo entrenamiento, sobre todo por el trabajo de la disciplina y enfoque de las artes marciales, que necesitaba para mi cabeza y descomprimir un poco la vorágine del ambiente actoral. Así que entré y arranqué. Al poco tiempo descubro que era una de las mejores academias de la argentina y que mi entrenador era Federico Fígari, entrenador de la selección argentina (y campeón del mundo 2018 en Bielorussia)”.

 

En esta parte de la entrevista con Juano Tabarés ya cuenta cuando arranca nuevamente a competir, “Con el correr de las clases y viendo que mostraba ciertas facilidades y condiciones me empieza a tentar para competir a lo que respondo que no, primero por temor a romperme y perjudicar mi carrera actoral y segundo porque ya me sentía grande de edad para empezar de cero con un recorrido semejante. Finalmente accedí a ver qué pasaba, me sumé a las clases de competencia con pibes de la selección, que ya peleaban mundiales y venían de todos lados a entrenar con este instructor. Al principio sentí mucho la diferencia, le ponía mucha energía pero estaba desafinado en el grupo”.

“Empecé a entrenar 2 o más horas por día según me lo permitieran las grabaciones o demás compromisos actorales. Una hora de kick boxing que me preparaba más en la parte física, la fuerza y el perder miedo a los golpes, y después la parte mas técnica en Taekwondo. Unos meses después ya estaba rindiendo cinturones, acelerando el proceso para poder entrar a un torneo importante. Estaba todo listo para debutar en el torneo nacional que se disputaba en Rosario, pero tuve que bajarme porque empecé a grabar para Las Estrellas de Polka, en canal 13, y no podía exponerme en la competición”.

“Mi primer torneo internacional fué el año pasado, un Panamericano en Santiago, salí subcampeón perdiendo la final contra Colombia. Este año conseguí el titulo de campeón nacional en julio y ayer Campeón Sudamericano, medalla de oro en lucha y medalla de plata en formas”.

Juano dice en la entrevista que no todo depende de su preparación y de su compromiso con el deporte en general, sino el trabajo en equipo, “El entrenar todos los días en el equipo con compañeros que son campeones del mundo lleva a que uno empiece a naturalizar ciertos resultados y que los objetivos para los que entrenamos sean cada vez más altos sin ser muy conscientes a veces de lo que vamos logrando. Ahora los próximos desafíos grandes son los juegos Panamericanos que se hacen en Orlando, Estados Unidos, el año que viene, y si llegara para finales de año, un torneo muy fuerte en Grecia. Pero falta mucho”.

Ya en el final de la nota con Líder Juano dice que si le dan a elegir entre el deporte y su profesión de actor elige esta última, en el párrafo final aclara el porqué, “Cuando me preguntan si me considero deportista la verdad es que no me sale asentir sin pensarlo dos veces, mi prioridad es la actuación y la carrera artística, siempre influye lo que pase ahí primero. En cuanto a tiempos de entrenamiento o disponibilidad para viajar, competir, hacer las dietas necesarias para llegar a los pesajes, el nivel y todo lo que requiere una competencia de alto rendimiento. Hoy disfruto de lo que va sucediendo porque es mucho más de lo que imaginaba”.

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!