GEN: Sin Julio Lopéz no hay nunca más

Jorge Julio López, detenido, torturado y desaparecido durante la última dictadura cívico-militar, se presentó en 2006 como testigo y querellante clave en un juicio contra el genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz, que  era director de investigaciones de la Policía Bonaerense. Luego de su testimonio, el obrero desapareció el 18 de septiembre de 2006 cuando se dirigía a escuchar los alegatos finales pidiendo la condena por genocidio y la perpetua para el represor.

A 7 años del hecho no se sabe nada de él y de las circunstancias de su segunda desaparición, escuchamos solo silencio de parte del gobierno de Cristina Kirchner, la Justicia y la Policía Bonaerense jamás realizando acciones concretas para dar con el paradero del albañil de 77 años.

Demostrando así la impunidad que poseen los sectores de poder. Este hecho incrimina a las fuerzas de seguridad que debería proteger a cada persona: la policía bonaerense. Ya que todas las pistas en la causa conducen a ella y al entorno de Etchecolatz. La abogada de Lopez Myriam Bregman se reunió con Felipe Sola, en ese momento kirchnerista y Gobernador de la Provincia, la última palabra de Solá después de varias reuniones fue que él iba a priorizar la gobernabilidad de la policía bonaerense. Así mismo Scioli cuando asume prometió  “Denme 48 horas que les voy a dar una respuesta”. Que hasta hoy es esperada.

El gobierno nacional podría haber hecho mucho para dar con Lopez, a través La Policía Federal, la Secretaría de Inteligencia, las distintas fuerzas que fueron participando la investigación, como en su momento puso interés en el Proxecto X para investigar personas, esto demuestra una total intención de no avanzar en la investigación. A la Presidente le cabe la responsabilidad de encubrir todo esto, porque las pruebas están y se decide no investigar intencionalmente, no nombrar el caso y decir en un discurso que “en la Argentina nadie desaparece ahora” ninguneando el hecho.

En la Justicia Provincial la mismísima Policía Bonaerense inclinó la investigación a la búsqueda de persona extraviada o perdida. Luego cuando la Corte Suprema ordenó que la causa quede a cargo de la Justicia Federal de la Plata, tampoco logro avanzar, ya que si bien investiga como secuestro, nunca se investigó a Etchecolatz y su entorno ni a los policías bonaerenses nombrados por López en su declaración, realizando rastrillajes sin sentido por llamados anónimos, se abandonaron líneas investigativas que daban con el rastro de López a pocos días de su desaparición.  Demostrando la clara intención de no querer avanzar en la causa y mantenerla en la impunidad y silencio por sus claras vinculaciones con la política y la Policía Bonaerense.

Desde la Juventud del GEN exigimos que se haga justicia, se termine con la impunidad del poder y  las fuerzas seguridad que son los responsables del hecho y de que siga sin aparecer Jorge Julio López. Porque sin él no podemos hablar de “década ganada”, ni de nunca más, ni de memoria, verdad y justicia. Porque todo esto es tapado con un oscuro manto de silencio, porque a 7 años  del secuestro e intencionalmente no hay una sola respuesta,  ni un solo culpable y López no está.

Juventud del GEN en el Frente Progresista Cívico y Social.

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!