lunes 08 agosto 2022
Inicio Política «La Argentina debe tener un ministerio» de Agricultura

«La Argentina debe tener un ministerio» de Agricultura

Una de las voces que más se esperaba escuchar en el sector agropecuario luego de la tumultuosa semana de cambios en el Gabinete Nacional era la de Julián Domínguez. El hombre de Chacabuco dejó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, que ahora será Secretaría y estará al frente del entrerriano Juan José Bahillo, y reconoció la diferencia de conceptos a la hora del reconocimiento institucional del agro en la estructura del Estado. “Yo tengo gratitud con el Presidente, que me volvió a convocar y también con Sergio Massa, que me ofreció continuar como secretario. Pero la Argentina debe tener un ministerio”, apuntó.

Domínguez se sumó desde pasado el mediodía a la Experiencia IDEA Agroindustria, celebrada este martes en hotel Ros Tower en Rosario. Su salida del Gobierno se había dado horas después de que se conociera el designio de Sergio Massa al frente de un Ministerio de Economía que también concentrará las áreas de Agricultura y Desarrollo Productivo.

“A la persona que se convocó (por Bahillo) es una persona con capacidad y experiencia, con volumen político que me parece que entiende mejor esta dinámica que requiere esta nueva organización del Gobierno”, expresó en una rueda de prensa.

A la hora de las consultas sobre su futuro inmediato, aseguró que no seguirá vinculado formalmente a la gestión presidencial pero sí como dirigente peronista. Pese a que recordó que antes de su regreso al Gobierno en octubre del año pasado se consideraba un hombre retirado de la política, al parecer el paso nuevamente por la cartera agropecuaria modificaron sus mensajes públicos en ese sentido. Y anticipó qué hará ahora, fuera de la Casa Rosada.

“Primero volver a mi estudio, a dar clases. Y también a aspirar a representar en nuestro proyecto político los valores y la oportunidad del sector”, sostuvo, pero aclaró: “desde el Peronismo uno acompaña al Gobierno”.

Domínguez dijo que ahora “queda libre para militar de cara al nuevo año electoral, así que voy a hacer eso. Tengo muchas ganas de militar, sin pensar en los cargos. Estoy muy agradecido por la oportunidad que tuve porque este cargo y este Ministerio es un ministerio apasionante y uno se llena de futuro”.

“(El sector agropecuario) Anticipa el futuro y el horizonte que la Argentina tiene. Hay que consolidar un nuevo ministerio para el siglo del futuro, porque sí, en el futuro va a ser Ministerio. Esto es una coyuntura”, opinó.

El exministro calificó a Sergio Massa como un dirigente con “espaldas políticas”.

“La etapa requiere que se concentren los ministerios en uno, el Presidente lo ha entendido así”, expresó.

En materia de ese tema una de las medidas de Gobierno que se debatieron largamente la semana pasada, en paralelo a Expo Rural en Palermo, fue la instrumentación por parte del Banco Central para que los productores aceleren las liquidaciones de soja. En ese sentido, Domínguez volvió a señalar su postura: “Las decisiones que tienen impacto económico los productores las entienden de manera más sencilla, más simple. Pero no importa, lo que importa es la decisión que se tomó por parte de la autoridad monetaria”.

Consultado sobre el aumento de retenciones a las exportaciones agropecuarias, uno de los temas de mayor fricción con la Mesa de Enlace, los productores autoconvocados y también puertas adentro del Frente de Todos, Domínguez analizó cómo podría ser el manejo del tema en esta nueva etapa del Gobierno, y si el nuevo representante continuaría la misma tesitura en contra del aumento de retenciones, que manifestó el propio Domínguez en reiteradas oportunidades.

“La tesitura fue una tesitura de Gobierno. Y lo que viene va a ser mejor para el sector”, aseguró.

Y consultado sobre si se despidió de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, sostuvo: “Claro que me despedí de ella. Me siento amigo tanto de ella como del Presidente y con Sergio».

Domínguez se emocionó al recordar a «los trabajadores del Ministerio». Me voy agradecido, pero de ninguna manera dolido. Tengo el pleno convencimiento de que el nuevo ministro (sic) internaliza los objetivos. A Sergio fue el primero al que le comuniqué, pero les avisé en simultáneo a los tres de que me parecía que necesitaban a una nueva persona que los pueda acompañar este tiempo”, cerró.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.