La herencia de Golia que Barrientos no quiso modificar

bloque UCRDarío Golía terminó su gestión hace casi un año y medio. Dejó como herencia una desproporcionada cantidad de personal municipal que desde la Unión Cívica Radical denunciamos desde el primer momento. Cuando asumió Barrientos lejos de achicar esa planta y a pesar de anunciar un congelamiento de vacantes, la cantidad de personal continuó incrementándose.

Hoy nuestra ciudad tiene 1645 empleados. Si, como usted leyó: 1645 empleados al mes de abril.

Ciudades de similares características en cuanto a cantidad de habitantes y servicios municipales, muestran números totalmente diferentes. Veamos estos dos ejemplos, uno de Intendente Justicialista y otro de Intendente Radical, como para que podamos comparar: Bragado tiene una población apenas 6 mil habitantes menor que la nuestra pero tiene una planta de personal municipal 63% más chica. Nueve de Julio tiene 1000 habitantes menos y su planta de personal es el  62% menor que la de Chacabuco

Todo esto tiene un correlato para explicarlo en millones de pesos que se pagan en sueldos. Bragado invierte en sueldos 78 millones anuales, mientras que Chacabuco paga 139 millones.

Esos 61 millones de pesos de diferencia podrían haber sido destinados a mejorar los sueldos de aquellos empleados que realmente trabajan; se podrían haber comprado motoniveladoras para mantener caminos rurales y calles de tierra; barredoras y ambulancias; mejorar el equipamiento del hospital; atender necesidades sociales del Hogar de Ancianos y la Fundación Gil ; solo por citar algunos ejemplos. Es mucho dinero 61 millones.

Desde nuestro partido volvemos a decirlo para que a todos los vecinos les quede claro: Golía dejó un municipio sobrecargado de personal y diezmado en recursos, avalado por el actual intendente, en ese entonces presidente del Concejo Deliberante.

En lo que va de la gestión de Mauricio Barrientos nada se ha hecho para revertir ésta situación. La planta de personal sigue aumentando y la ciudad sigue sufriendo las consecuencias. Calles intransitables, caminos cortados, basura acumulada, empleados municipales que nadie sabe donde trabajan.

Ha pasado ya un tiempo más que prudencial como para que Mauricio Barrientos deje de lado los compromisos políticos partidarios y dé prioridad a todos los vecinos, transformando el abultado presupuesto con que cuenta el Municipio en mejoras de los servicios públicos, revirtiendo así el camino que trazó su antecesor. De lo contrario Chacabuco quedará condenada al atraso por décadas.

BLOQUE DE CONCEJALES RADICALES

Ariel Di Piero

Graciela Blaiotta

Mariano Camera

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!