Los acuerdos de Scioli dejan a Diego Rodrigo en el Banco Provincia

rodrigoEl gobernador bonaerense, Daniel Scioli, alcanzó un acuerdo con la oposición y la Legislatura provincial transformó en ley, durante esta madrugada, el proyecto de presupuesto para el año que viene y la nueva ley fiscal. Luego de acordar con la UCR, el FAP y los legisladores que responden a Francisco de Narváez, las diferencias con el Frente Renovador se resolvieron el martes a altas horas tras un diálogo telefónico entre el mandatario provincial y Sergio Massa; la Coalición Cívica y el PRO mantuvieron su postura contraria a la propuesta.

Según los términos del acuerdo final, se pospusieron los aumentos en los impuestos inmobiliarios rural y urbano, que se discutirán a partir del año que viene; también se cedieron lugares en el gobierno a figuras de la oposición: el massismo podrá poner un hombre en el Banco Provincia, la UCR mantendrá otro asiento en ese directorio y además puso al nuevo fiscal del Estado; mientras que uno de los principales hombres de confianza de De Narváez, Gustavo Ferrari, se sumará al gabinete como asesor de Gobierno de Scioli.

El acuerdo que concluyó en la aprobación por amplia mayoría del presupuesto también incluyó repartija de cargos. Ayer mismo se aprobaron los pliegos del directorio del Banco Provincia, donde renovó su asiento el ex senador radical Diego Rodrigo y obtuvo uno el dirigente massista Dámaso Larraburu. Además, se aprobó la designación de otro radical, el decano de la Facultad de Derecho de La Plata, Hernán Gómez, como fiscal de Estado de la provincia. Además, el gobierno de Scioli se comprometió a destinar más de mil millones de pesos provenientes del endeudamiento para conformar un fondo que se utilizará como inversión en materia de seguridad: equipamiento policial, nuevas sedes judiciales descentralizadas y cámaras de seguridad.

Sergio Massa le extendió al Gobernador cuatro pedidos para que sus legisladores le voten el endeudamiento: La eliminación del impuesto inmobiliario urbano, 1.500 millones para Seguridad, que lo reconozcan como segunda minoría y que aprueben la Policía Comunal antes de fin de año. Ahora se reúnen en la casa de Osvaldo Mércuri en La Plata.

Aunque nadie se anima a hablar de un acuerdo, existieron hoy algunos avances en las negociaciones entre sciolistas y massistas que permitirían al oficialismo intentar aprobar mañana el presupuesto junto a un resistido endeudamiento por 14.500 millones.

Daniel Scioli habría aceptado incluir a un hombre de confianza de Sergio Massa en el directorio del Banco Provincia. El lugar sería para el dirigente de Bahía Blanca, Dámaso Larraburu.

Hoy, el Senado aprobó tres de los cuatros pliegos correspondientes a las autoridades del Banco. Fueron renovados los mandatos de Rafael Perelmiter, integrante del equipo económico de Scioli; Diego Rodrigo, ex senador provincial y uno de los creadores de Superación Radical, y, finalmente, Omar Galdurralde, director provincial de Bienes y Servicios en Secretaría General.

El pliego que no avanzó fue el del ex ministro de Economía Carlos Fernández. Su lugar será ocupado por Larraburu si avanza la negociación con Massa.

Pero hay otras exigencias que aún ponen tensión e indefinición sobre el acuerdo por los votos del massismo que Scioli necesita para el endeudamiento. El líder del Frente Renovador reúnió hoy en La Plata a legisladores en actividad, electos e intendentes para seguir de cerca las negociaciones. El encuentro sería en una casa del histórico Osvaldo Mércuri.

Las demandas para votar

Según pudo saber LPO, Massa exige que 1.500 de los 14.500 millones solicitados en el pedido de endeudamiento sean afectados directamente a reforzar las partidas destinadas a Seguridad.

Además, pidió un compromiso público para que la ley de Policía Municipal sea aprobada antes de fin de año y la eliminación del aumento del impuesto Inmobiliario urbano, incluido en una engañosa Contribución Especial para Seguridad dentro de la ley Fiscal e Impositiva.

Al momento de girar el presupuesto, Scioli propuso esa contribución especial (incluida dentro del Inmobiliario) del 18%. Días atrás, para sellar un acuerdo con el radicalismo, eliminó a las propiedades rurales de ese pago, a contrapropuesta de una serie de reuniones con las entidades del campo para que éstas propongan alternativas que permitan al Ejecutivo recaudar un plus para Seguridad. Sin embargo, mantuvo el aumento para las propiedades urbanas.

El pedido de Massa ahora, es para eliminar también el aumento del Inmobiliario a las propiedades urbanas. El sciolismo esperaba recaudar con ese 18%, tanto del sector rural como urbano, unos 900 millones de pesos.

Pero además, el massismo exige que se lo reconozca como segunda minoría dentro de la Legislatura, tanto en el Senado como en Diputados. Para eso, exige cargos en las autoridades de las Cámaras como en las comisiones de trabajo, una potestad que a la que se llega a través de una resolución del vicegobernador, Gabriel Mariotto. También exige otro lugares en la administración que están reservados a la primera oposición. “Ganamos las elecciones y sacamos más de cuatro millones de votos, tienen que reconocernos como primera opocisión, es lo que voto la gente”, advertían esta noche desde el massismo.

Fuente: Pagina 12 y Noticias mdq

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.