Ruta 7: Macri y Vidal mañana hacen un simulacro de inauguración

Trabajadores de Vialidad denuncian que el Presidente y la gobernadora harán un “simulacro de inauguración” en el tramo de la ruta 7 entre Chacabuco y Junín. Van a mostrar 10 kilómetros en una punta y 10 en la otra, pero la obra recién estaría en reales condiciones de ser inaugurada dentro de 12 meses.

 

Hoy a la mañana publicábamos en nuestro Facebook una imagen enviada por lectores de Líder pertenecientes a la Ruta Nacional 7, km 255, en el trayecto Chacabuco – Junín, dando cuenta que se pintaron sobre la cinta asfáltica rayas amarilla que se dirigen hacia otro carril, el cual está bloqueado por tambores.

 

Alertaron que se transite con precaución, ya que muchos vehículos que no conocen que la zona está en obra, realizan malas maniobras ante esta demarcación.

 

Se especulaba que se estaban apurando los trabajos en esa zona ya que el gobierno Nacional trataba de inaugurar un tramo en los próximos días, previo a la elección. Esto fue confirmado por la siguiente nota que publicó el Diario Página 12.

 

Nota de Página 12

 

La Federación del Personal de Vialidad Nacional (FEPEVINA) denunció que el Gobierno prepara para este jueves 26 al mediodía un “simulacro de inauguración” en la Ruta nacional número 7, en el tramo entre Chacabuco y Junín. Estarán presentes el presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

 

Como nada está terminado, la jugada es que van a inaugurar 10 kilómetros en una punta (del kilómetro 219 al 229) y 10 kilómetros en la otra punta (del 245 al 255). Dicen los trabajadores de Vialidad que no están finalizadas las colectoras ni los distribuidores, que los carteles de señalización se colocaron a las apuradas a sólo 30 centímetros de profundidad y se calcula que la obra recién estaría en reales condiciones de ser inaugurada dentro de 12 meses.

 

La jugarreta exhibe un modus operandi similar al de Ezeiza : fingir que se está inaugurando una obra que no está en condiciones y poniendo en riesgo a trabajadores y usuarios. Una maniobra electoral pura y dura.

 

La obra de la ruta 7

 

La construcción en la ruta 7 demuestra también la falsedad de la publicidad de Cambiemos en todo lo referido a las obras de Vialidad. El tramo fue licitado y contratado por 727 millones de pesos y con un plazo de finalización de 24 meses. Termina saliendo seis veces más cara y finalizará en casi el triple del tiempo estipulado.

 

La primera maniobra consistió en hacer una modificación de obra que llevó el costo original de 727 a 1.041 millones de pesos. Es que el cambio fue de fondo: en lugar de autovía, el gobierno de Macri resolvió hacer una autopista. Eso debió obligar a una nueva licitación, tal cual indica la ley, y no permitió que continúe automáticamente la licitación anterior, ganada por algunas de las constructoras tradicionales.

 

El segundo punto clave tiene que ver con la redeterminación de precios. Cada vez que aumenta el índice de precios de la construcción por encima del 10 por ciento, las empresas están autorizadas a pedir un reajuste. Los brutales índices de inflación del macrismo llevaron por eso a redeterminaciones exhorbitantes. Por eso, de los 727 millones originales, lo que se pagará por la obra son 4.272 millones de pesos, seis veces más que el valor inicial.

 

Pero la organización de Personal de Vialidad sostiene, además, que en lugar de los 24 meses de terminación planteados por el pliego, la obra ya lleva 49 meses y no está terminada. Se habla de que la finalización será en enero de 2020, pero la construcción recién está al 64 por ciento o sea que es imposible que se termine dentro de tres meses.

 

La construcción de la ruta 7 demuestra también la falsedad de las denuncias contra la anterior gestión de Vialidad, durante el kirchnerismo. Las obras no son ahora más baratas que antes sino más caras y no tardan menos sino más.

 

Fuente: Página 12

 

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!