Solicitada de Mariano Camera

Mariano Camera“Debemos ser capaces de ajustar nuestra conducta partidaria, reconociendo en cada afiliado a un par”. Cuando tomé conocimiento de la entrevista publicada el día jueves 4 de julio por el diario “De Hoy” al Ing. Mario Lalla no dude ni un segundo en advertir la clara intencionalidad y oportunismo político de la misma.

Me enojó, por supuesto, pero pensé que no debía responder para no seguir el juego mediático al que se pretendía llevarnos en vísperas de una elección interna y porque, fundamentalmente, consideraba que no ayudaba en nada a contribuir al ansiado fortalecimiento de la U.C.R. por el que vengo trabajando  todos los días,  desde hace 16 años.

Así pase gran parte del día, con la injusta sensación de sentir que no tenía que responder a tan inoportunas, inciertas y desagradables declaraciones de una persona a quien respetaba mucho y de quien me hubiese gustado recibir consejos dada su experiencia política; aunque de los errores ajenos también se aprende.-

Pero todo cambio cuando llegué a mi casa, cuando el militante político, el dirigente, el concejal se transformó, en un instante, en el amigo, el hijo, el padre, el marido que por tener ésta apasionante vocación por la política debía permitir que este tipo de declaraciones desafortunadas, mal intencionadas y  ajenas a la critica por el trabajo que uno realiza (y que con todo gusto aceptaría), afecten negativamente mi entorno familiar, no podía permitirlo, porque como me dijeron mis viejos “el que calla otorga”.

Podría hacer muchas consideraciones con respecto al desempeño político del Ing. Lalla, que hoy pretende darnos cátedra de radicalismo, pero no corresponde, ni creo que sea éste el lugar indicado. Solo quisiera tener la oportunidad de dejar en claro que el Ing. Lalla falta a la verdad en el relato de los hechos que menciona en la entrevista y que no me toca ocupar el lugar que ocupo por ocurrencia propia; he sido presidente de la Juventud Radical, Presidente del Comité Alem y actualmente concejal siempre sometiéndome al voto de los afiliados y  vecinos de Chacabuco, pero fundamentalmente por el apoyo de mi familia y de los integrantes de Superación Radical, sector que me hace sentir orgulloso por el compromiso social y militancia que día a día demuestran todos sus integrantes;  aportando al debate, a la construcción y al consenso siempre desde adentro de la Unión Cívica Radical, en las buenas y en las malas. Es a todos ellos a quienes día a día tengo la obligación de rendirles cuentas de mi compromiso, honestidad y militancia. Son todos ellos quienes ante la circunstancia de una elección reconocen el esfuerzo y compromiso de nuestros candidatos, renuevan su confianza y no es para nuestro sector un inconveniente conformar listas, conseguir avales ni fiscalizar el acto electoral.

Para finalizar comparto un extracto del prólogo del CODIGO DE ETICA de la Unión Cívica Radical de la Provincia de Buenos Aires que es bueno recordar y poner en práctica por estos días:

Somos los hijos de los hombres que hicieron la patria, como dignos herederos de su estirpe debemos ser capaces de ajustar nuestra conducta partidaria, reconociendo en cada afiliado a un par que, con   pensamientos afines o enfrentados, merece que le ofrezcamos nuestro mejor esfuerzo enmarcado en una conducta que no puede dejar lugar a ningún tipo de dudas.-

Si nuestro primer pensamiento es dudar respecto de lo ético de nuestra acción, estamos equivocando el camino, nuestro pensamiento debe ser franco y honesto, con lo que habremos cambiado, definitivamente, la manera de encarar la tarea política, devolviendo al ciudadano la mayor de las conquistas que se merece: la confianza en los hombres que eligió como sus representantes político”.

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!