Solicitada del Movimiento Socialista Libertario

18

Durante esta semana nos enteramos por boca del Secretario de Energía, Iguacel, de un ilegítimo e inconstitucional cobro retroactivo en las tarifas de gas (significa que en las próximas boletas de gas vendrá el cobro de una “compensación” por dos años, a causa de la devaluación). Esto se debe a que, debido al exagerado aumento del dólar, el peso se devaluó aprox. un 50%, lo cual “le habría dado pérdidas a las empresas”. Pero partamos de la base de que ese aumento del dólar se debió a las políticas del gobierno, concretamente al mal manejo con las lebacs, con lo cual sería culpa del gobierno y no del pueblo. Por otro lado, esa pérdida no es tal, ya que debido a los aumentos de la tarifa que veníamos viendo, eso se compensaría, y antes de eso el precio era menor porque estaba subsidiado, lo que significa que el Estado pagaba parte de la tarifa. Además, el gobierno se niega a brindar los costos de extracción, lo cual resulta sospechoso sobre la veracidad de la pérdida, que bien podría ser inventado, lo cual demuestra que no tiene legitimidad.

 

Este aumento retroactivo es ilegal ya que incluso dentro de la propia lógica capitalista, uno no paga dos veces por lo mismo, por ejemplo, si yo compro una gaseosa ayer a $60 y mañana está a $70, si al vendedor se le ocurre cobrarme esos $10 retroactivos, ningún organismo de defensa al consumidor o juzgado le daría la razón, y además es inconstitucional porque no cumple con el fallo de la Corte Suprema (que está basada en el artículo 42 de la Constitución Nacional), el cual dice que sin la información del costo de la extracción (que, reiteramos, el gobierno se negó a brindar) se atenta contra el derecho de les consumidores, además de que viola los principios de retroactividad (art. 7 del Código Civil y Comercial) y de propiedad: “Hay un periodo para la facturación del gas. Si pagué, ese periodo se cierra y no puede volver a abrirse”. Ya que el artículo N°880 del código civil y comercial establece que el pago realizado por el deudor que satisface el crédito del acreedor, extingue el crédito y lo libera, y va contra el fallo del año 2010 sobre el cobro retroactivo de la factura de luz, que invalidó la medida.

 

Este aumento retroactivo, además, se da en un contexto de inflación, recesión, tarifazos y una enorme pérdida de puestos laborales, que complican aún más la situación de la clase trabajadora. Y este cobro de tarifas, sería, la frutilla del postre, ya que sería un fuerte golpe al bolsillo ya moribundo de les trabajadores. Además, esta política en particular tiene un especial carácter anti-obrero, ya que es una clara intervención del mercado, pero a favor de las empresas, ya que el Estado está socializando las supuestas pérdidas de la misma, a costa de les consumidores, y esto viniendo de un gobierno que se dice contrario a las intervenciones del mercado, por lo cual esta medida destapa la verdadera naturaleza de Cambiemos como fuerza de las clases poderosas, y del sistema capitalista en sí, siempre beneficiando los intereses de la clase alta.

 

Por otro lado, y para mayor bronca, ese mismo gobierno, firmó importantes convenios con Chile por los cuales les vendemos gas a mitad de precio que ellos nos vendieron el año pasado, entregando así nuestros recursos naturales, recursos que a nosotros se nos restringe con medidas como éstas.

 

Sin contar que, el Secretario de Energía, Iguacel (denunciado penalmente por el fiscal Marijuán con respecto a esta medida), acusó a las personas que legítimamente y en defensa de sus derechos como consumidores se quejaron de este aumento ilegal del gas, de ser militantes kirchneristas que buscan meter miedo.

 

Frente a estas declaraciones, respondemos, que su medida ilegal atenta contra el derecho de les usuarios, y por lo tanto, éstos tienen razones legítimas para quejarse. Además, lo que verdaderamente mete miedo son las medidas del gobierno, miedo a no llegar a fin de mes, miedo a pasar hambre, miedo a perder el trabajo, miedo a perder la educación, miedo a perder los medicamentos. Sumado a las provocaciones como el aumento del presupuesto de las fuerzas represivas a costa del presupuesto para la educación, y las constantes y brutales represiones  a las manifestaciones populares.

 

Esto es lo que verdaderamente mete miedo. Parece que al gobierno no le importa aumentar la conflictividad social, y parece que no le tiembla la mano a la hora de golpear a los trabajadores. Por otra parte como se menciona más  arriba, el cobro retroactivo se debe a las supuestas pérdidas que sufrieron las empresas extractoras y transportistas de gas (que en verdad pertenecen a los mismos dueños) debido al aumento del dólar, aumento que fue causado en gran parte por el vencimiento de lebacs. Lebacs que en gran medida fueron compradas por funcionarios y miembros del gobierno o por empresas y bancos asociados a los mismos. Al cobrar los intereses en pesos de las lebacs (que aguantaron hasta que los intereses dejaran un buen marco de ganancia y a su vez no valiera la pena seguir teniendo lebacs debido al empeoramiento de la economía y la duda de si el estado puede pagar toda la deuda adquirida) compraron dólares provocando una exagerada suba del dólar que causo pánico y a su vez hiso subir más el precio del mismo.

 

Para “palear” la suba provocada por ellos mismos el banco central salió a vender dólares a mansalva llenándoles aún más de dinero ya que el banco central vendía el dólar más barato para intentar bajar el precio, pero al cerrar la venta oficial el dólar volvía a subir con lo cual lo compraban barato y luego obtenían ganancia con las diferencias bancarias, en un claro robo al estado ya que el mismo le vendía a sus propios funcionarios. Por esto se perdió una gran cantidad de reservas en una monstruosa fuga de capitales con esto se justificó la deuda con el FMI. De la cual la mitad del préstamo se fue de nuevo en vender dólar barato a los especuladores financieros (entre ellos buena parte del gobierno) y otra buena parte se ira en el cobro retroactivo de las empresas de gas. Ya que debido a las quejas el gobierno acepto la propuesta de la UCR de que sea el estado y no los usuarios quien pague la deuda. Recordemos que en las empresas de gas y energía también tienen acciones varios miembros del gobierno. Esto es un claro y grosero robo del dinero público.

 

Un negocio redondo para las clases altas que nos gobiernan y de la que también forman parte casi todos los funcionarios peronistas/k y mientras la burguesía  se llena de dinero con sus negociados  con el estado a costa de nuestro futuro. ¿Y para el pueblo que hay? Hambre y ajuste con la excusa de bajar el déficit fiscal. Con esa excusa se recortan ayudas sociales, presupuesto para la educación secundaria, terciaria y universitaria eliminando así un importante factor de movilidad social, ya que los hijos de obreros no pueden acceder a la educación superior y mejorar así sus oportunidades, recortes de salud, precarización laboral (se redujeron los ministerios de trabajo y salud entre otros a secretarias recortando sus presupuestos, sumado a la quita de subsidios a medicación) pero. ¿Acaso el déficit se baja pidiendo deudas al fmi? O trasladando las supuestas perdidas de un privado al estado (política económica similar a la estatización de deuda privada que beneficio durante la dictadura a grandes empresarios entre ellos la familia Macri). Están hipotecando el país, destruyendo nuestro futuro, en un enorme saqueo para llenar sus bolsillos y la “oposición” es cómplice de esto. Para mayor indignación en forma de discurso demagógico quieren pintar esta medida como que el gobierno escucha al pueblo y por eso ahora “no debemos pagar el cobro ilegal de gas” cuando en verdad lo estamos pagando igual con nuestros impuestos.

 

Con esto también se derrumba el mito de la meritocracia y esa fabula de que en el capitalismo con esfuerzo y merito cualquiera puede “triunfar” ya que estos negociados siempre benefician a los grandes poderes económicos concentrados. Contra los que un pequeño comerciante no puede hacer nada.

 

Frente a esta situación decimos no al fmi, No al pago de la deuda ilegitima que se tomó para llenar los bolsillos de los más ricos. Fuera Macri y su  gobierno de hambre y miseria y fuera también la oposición burguesa que garantiza que este saqueo se pueda llevar a cabo apaciguando la protesta y la bronca de la gente. Macri no se aguanta más. El 2019 es una excusa para garantizar que este saqueo se lleve a cabo. Disolucion del parlamento burgues  y convocatoria a una asamblea popular constituyente para que los y las trabajadores se hagan cargo de su futuro y tomen el poder en sus manos. Por una verdadera democracia directa, horizontal  y de base. ¡que la crisis la paguen los que la provocan!

  • ULTIMOS VIDEOS

  • RESULTADOS DE LA QUINIELA

    Dejanos tu opinión!